Gran expectación entre los malvinenses para el referéndum sobre su estatus

Puerto Stanley, 10 mar (EFE).- Con banderas británicas colgadas en las casas y los coches, los malvinenses vivieron una jornada de gran expectación de cara al referendo de este domingo y lunes, con el que se van a pronunciar sobre su estatus político.

En una jornada de lluvia, viento y mucho frío, de apenas un grado, una caravana de coches ha recorrido esta tarde las calles principales de Puerto Stanley (Puerto Argentino), capital de las islas, con carteles pegados en las ventanillas que dicen “Si” al plebiscito, cuyo resultado se conocerá este lunes por la noche.

Unos 1.650 malvinenses están llamados a las urnas para votar en esta consulta, en la que responderán con un “si” o un “no” a la pregunta de si quieren seguir formando parte del Reino Unido.

Este referendo ha sido convocado por el Gobierno de las islas en respuesta a la reclamación argentina de la soberanía de las Malvinas y su continua exigencia a Londres para iniciar una negociación.

En las casas de Port Santley se pueden ver banderas británicas colgadas en sus puertas y ventanas, mientras que el Gobierno de las islas tiene ya todo preparado para la votación que empezará este domingo a las 10.00 hora local (13.00 GMT).

Barry Elsby, uno de los ocho miembros de la Asamblea Legislativa de las islas, dijo hoy a Efe que la intención de los malvinenses es “decirle al mundo cómo se sienten de cara al futuro” y confían en que el apoyo al “sí” sea de entre un 80 y un 90 %.

Según explicó Elsby, en este referéndum podrán votar todas las personas que tengan el estatus de residencia en las islas, por lo que, además de británicos, hay gente de otras nacionalidades con derecho a voto y que llevan años viviendo en las islas.

Entre los votantes hay chilenos, filipinos, de la isla de Santa Helena y de países escandinavos, entre otros.

Para Elsby, la intención de los malvinenses es mostrar al mundo “la realidad de las islas Falklands (como llaman los británicos a las islas)” y decirle: “aquí estamos”.

El Gobierno argentino, que reclama las Malvinas desde 1833, se niega a incluir a los malvinenses como una tercera parte de la disputa y busca negociar sólo con el Gobierno central de Londres.

“Nosotros queremos hablar con Argentina, pero no de la soberanía”, dijo Elsby, quien insistió en que quieren tener buenas relaciones con su país vecino y también con todos los de América Latina, con los que tienen interés en comerciar.

Otro miembro de la asamblea, Gavin Short, dijo a Efe que hace un año pensaron en la idea de convocar este referendo, que consideró es un derecho humano que tienen los malvinenses.

Para cubrir esta consulta, unos sesenta periodistas de todo el mundo están acreditados, lo que ha alterado la tranquilidad que reina en estas islas de menos de 3.000 habitantes.

La mayor parte de la prensa llegó hoy en el único vuelo directo semanal que conecta las Malvinas con el continente, un enlace que cubre Punta Arenas (Chile) hasta el aeropuerto malvinense de Mount Pleasant, que es también la base militar de los británicos, con una escala intermedia en la ciudad argentina de Río Gallegos.

Esta será la primera vez que los habitantes de las islas, llamados “kelpers” por Argentina, se pronuncian en una consulta de este tipo, para lo que cuentan con el apoyo del Gobierno británico, si bien no es aceptada por Argentina.

Las autoridades locales han dispuesto centros de votación en cuatro localidades de las dos islas principales, Gran Malvina (East Falkland) y Soledad (West Falkland), ubicadas a 12.500 kilómetros de Londres y a menos de 500 de las costas argentinas.

Los centros estarán en Puerto Stanley (Puerto Argentino), capital de las Malvinas, y Goose Green, ambos en la isla Soledad, mientras que los otros dos son Fox Bay y Port Howard, en Gran Malvina.

Además de esos colegios electorales, habrá cinco centros de votación “móviles”, instalados en vehículos todo terreno que visitarán algunos lugares más alejados.

Estos coches “móviles” partirán mañana a las 08.00 hora local (11.00 GMT) desde el centro de Port Stanley para viajar a los lugares más remotos donde vive gente a fin de que puedan votar.

Vista de la Catedral de Puerto Stanley, en Islas Malvinas, durante la víspera del referendo mediante el cual los malvinenses se pronunciarán sobre si quieren mantener la soberanía británica, en respuesta a la reclamación argentina sobre las islas. EFE

p-89EKCgBk8MZdE.gif

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s