Surgen más grupos de autodefensa, ahora en Chiapas

Desde que en fechas recientes se empezaron a dar notas sobre el surgimiento de grupos de autodefensa en algunos estados como Michoacán y Guerrero, la noticia no hace más que dejarme con un mal sabor de boca. Por un lado, al imaginar la difícil situación que deben enfrentar los pobladores de una región al sentirse desprotegidos y olvidados por el gobierno, como para tomar la decisión de defenderse por ellos mismos. Pero por el otro, por lo peligroso que es el permitir que este tipo de grupos proliferen.

POLICÍA COMUNITARIASu existencia ante la sociedad se justifica tras la pregunta ¿si el estado no está cuidando de ti, de tu familia y de tu comunidad, qué harías? Pero la realidad es que a la larga el surgimiento de estos grupos nunca acaba bien -por muy buenas intenciones que tengan-. El porque es simple: ellos dicen que “harán justicia por propia mano” pero ¿cuál justicia? ¿la establecida por el estado, por ellos mismos o por un líder? ¿su “justicia” respeta la presunción de inocencia? ¿quién decide si alguien es culpable y bajo qué pruebas? ¿con qué recursos se moverán? ¿si alguien los apoya le deberán lealtad? y muchas otras preguntas con las que podríamos lle nar la hoja.

Lo más grave de esto es que las medidas que se han tomado se han ido por la política sin llegar a concretar nada. Prueba de eso es que casi a diario nos enteramos del surgimiento de un nuevo grupo en alguna región del país. Hoy por ejemplo leo del surgimiento de grupos de autodefensa en Chiapas; al parecer no tanto por cuestiones de inseguridad, sino para defenderse del abuso de mineras.

La única preocupación de los grupos de autodefensa es defender (sic) su territorio, su patrimonio, el agua y el medio ambiente ante la invasión de empresas extranjeras y la complicidad con autoridades federales mexicanas.

Estos grupos dicen actuar en defensa de la reserva ecológica El Triunfo y la Sierra Madre, en contra de concesiones de explotación otorgadas a empresas extranjeras de las cuales dicen solicitarán la cancelación, pero entonces ¿por qué el grupo de autodefensa? Si su solicitud de cancelación de dichas concesiones no tiene un fallo a favor de ellos, ¿desintegrarán su grupo? ¿se quedarán tranquilos?

Éste es sólo uno de tantos grupos y aunque quiera pensar que los argumentos que esgriman son los verdaderos, no puedo evitar desconfiar del mal uso que le pueden dar a estos grupos personas con otros intereses si los llegan a penetrar -o si no es que ya están penetrados-.

Hay una “mano que mece la cuna” dijo Genaro Fausto Lozano Espinoza, comandante de la Novena Región Militar, respecto a los grupos conformados en Guerrero:

…Estas expresiones no son espontáneas, desde mi perspectiva no son espontáneas en todas (los movimientos civiles) y cuando algo no es espontáneo alguien mece la cuna. Desde Ayutla no son espontáneos y sí, algo lo está moviendo ¿no? Eso nos queda claro a todos

Lo cierto es que espontaneas o no, sus demandas se deben atender y dar solución, pero ante todo, evitar su proliferación. Los ejemplos de este tipo de grupos en otros países son muchos y creo que ninguno con buenos resultados.

Foto: Milenio

p-89EKCgBk8MZdE.gif

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s