Sin elementos para episodio de desaceleración: IP

Ciudad de México | Domingo 24 de febrero de 2013 Notimex | El Universal12:10

Pese a que algunos resultados económicos de finales de 2012 fueron negativos, aún “no hay elementos para confirmar” un nuevo episodio de desaceleración de la actividad productiva del país y por el contrario, el panorama es favorable, aseguró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) .

En su Análisis Económico Ejecutivo Semanal, el organismo estima por lo anterior un crecimiento de 4.1 por ciento para 2013.

Refiere que en los resultados dados a conocer en las últimas semanas sobre las principales variables económicas de México al cierre de 2012, “en la mayoría de los casos fueron negativos” , lo que sumado a la percepción del debilitamiento de la economía mundial ha generado preocupación.

Sin embargo, aclara, “no hay elementos para confirmar tal percepción, sobre todo cuando no se puede atribuir a un solo dato un claro cambio de tendencia y encima se observa que el entorno mundial comienza a dar señales de mejora, propiciando que los indicadores de confianza de diversos países hayan retomado un comportamiento al alza” .

Incluso, según algunas estimaciones, señala que para el año 2013 la eurozona mostrará variaciones positivas en su actividad económica.

En el caso de Estados Unidos, “pese al reporte de la baja de 0.6 por ciento en el último trimestre de 2012, esta fue la caída más positiva que pudo haberse visto, cuyo comportamiento se debió principalmente a un cambio en los inventarios, lo que podría decirse que en principio es algo positivo” .

En este contexto, afirma que en México el panorama es favorable, por lo que considerar sólo los resultados negativos de diciembre pasado como evidencia de un cambio de tendencia “no es contundente” , sobre todo porque existen elementos para explicar su comportamiento y hay mejora en las expectativas.

En su opinión, algunos resultados negativos recientes respondieron al efecto natural que se observa a finales de cada año y otros mostraron comportamiento excepcional relacionado con el cierre de cada sexenio.

En este último caso resalta la caída anual de 1.15 por ciento en la producción industrial, que además de ser la primera variación negativa en los últimos 37 meses, le restó poco más de un punto porcentual al dinamismo de la economía total medida a través del Indicador Global de Actividad Económica.

Así, estimar una desaceleración a partir de este comportamiento es muy apresurado, ya que la explicación se relaciona principalmente con la caída de 5.0 por ciento del sector de la construcción que se vincula a una menor dinámica de la inversión pública y privada, situación normal en el último año de cada sexenio.

Otro resultado que fortaleció la expectativa de un deterioro de la economía en el corto plazo fue el descenso de 1.8 por ciento anual de las ventas de establecimientos comerciales al menudeo durante diciembre pasado, lo que también podría tener una explicación que no anticipa nuevos episodios de crisis.

Tal comportamiento se puede relacionar con el efecto que tuvo el periodo de ventas del “Buen fin” que se llevó a cabo en noviembre, y que debido a que en esta ocasión tuvo una duración mayor en días a la edición de dicho programa un año antes, se intuye que esto contribuyó para que muchas personas anticiparan parte de sus compras navideñas.

Para el organismo privado, lo anterior puede explicar el menor valor de ventas reportado en el último mes de 2012.

“Evidentemente no hay elementos que confirmen claramente que la economía caerá en los próximos meses. De hecho, los indicadores que reflejan las expectativas del mercado anticipan un buen desempeño de la economía en el primer trimestre del año” , destaca.

Refirió que la mayoría de los especialistas esperan incluso para 2013 un avance superior al pronóstico oficial de 3.5 por ciento.

El CEESP es más optimista y anticipa que la dinámica económica redunde en una tasa de crecimiento del PIB de 4.1 por ciento.

La posibilidad de que el país logre tasas de crecimiento más elevadas depende en buena medida de las políticas económicas que se definan este año con la posible aprobación de reformas estructurales, como la hacendaria y la energética, pero además está la obligación de mantener la estabilidad macroeconómica, destaca.

tcm

p-89EKCgBk8MZdE.gif

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s