El Sexódromo. 2010: las estaciones de la vida

México • Estamos ya en la recta final de los festejos por diez años de vida de este espacio y recuerdo con cariño 2010 porque estudié un posgrado en Educación e Información Sexual; recibía constantemente información que complementó mi formación, me puso a reflexionar y me llevó a remitirme al origen y al final, a todas las estaciones de la vida.

Somos seres sexuados desde antes de nacer, y la educación sexual tendría que empezar desde la infancia. Para el bebé, la vinculación afectiva con las figuras de apego (padres, familia, niñeras) es fundamental. Si siente cariño crecerá desarrollando la idea de que es digno de ser amado, lo cual le facilitará en el futuro sus relaciones de pareja y de amistad.

Los bebés muestran una clara sensación de placer con las caricias y los mimos que se les dan, además de tener interés por explorar su cuerpo, tocando deliberadamente sus genitales. Tienen erecciones espontáneas y lubricación, aunque esto sea un tema del que pocos hablan.

Habría que nombrar al pene y a la vulva con sus nombres, sin diferenciarlos de las demás partes del cuerpo, aclarando que si bien no es una zona que deba provocar vergüenza, sí es privada, y nadie tiene por qué tocarles los genitales sin razón. Es importante enseñarles que la autoexploración no es mala, pero se debe hacer en la intimidad. No olviden que con el silencio también se está educando.

Después de esta etapa, los padres y los chicos se enfrentan a la tremenda pubertad y la terrible adolescencia. A los cambios físicos con sus respectivas adaptaciones psicológicas. Una de las preocupaciones principales de los adolescentes tiene que ver con su identidad. Se preguntan a sí mismos quiénes son, cómo deberían de ser, cuál es su papel en el mundo, qué futuro esperan. Estas cavilaciones los llevan a experimentar periodos de ensimismamiento que preocupan a los padres.

En esta etapa la desvinculación con la vida familiar se hace más notoria porque los chicos prefieren estar fuera de casa, reniegan de actividades que deben hacer con padres y hermanos, buscan estar solos, básicamente porque va cobrando importancia el grupo de sus iguales, así que sus amigos ocupan una parte importante de su vida y les permiten explorarse a sí mismos, entender qué está pasando al ver o escuchar a otros que están viviendo lo mismo.

Es posible que su deseo por explorar los lleve a iniciar contactos eróticos que —si se le ha dado al chico o chica una educación sexual buena— no suelen ser negativos. El pudor por su cuerpo que inició en la preadolescencia sigue en esta fase. Comienzan los enamoramientos, correspondidos o no. El deseo se proyecta hacia otras personas, ya sea a través de conductas homosexuales o heterosexuales. Los roles de género son muy marcados, pero es posible que se confundan si no tienen orientación.

¿Qué podemos hacer para facilitar un desarrollo armonioso de su sexualidad? Transmitirles la idea de que la sexualidad es parte de todos, incluyéndolos; facilitarles el acceso a fuentes de información sexual como libros, videos, medios de comunicación; ayudar a que se relacionen con grupos de chicos y chicas de su edad; permitirles que tengan espacios para la intimidad; facilitarles educación y orientación sexual; proporcionarles información sobre métodos anticonceptivos; facilitar su autonomía, explicar sus cambios corporales, respetar sus prácticas autoeróticas; hablar de posibles relaciones eróticas antes de que se produzcan; charlar con ellos sobre los riesgos que se pueden sufrir durante las relaciones amorosas (recalcando que son parte de la vida) y facilitar un concepto de lo erótico que sea positivo y no se limite al coito o a la procreación, sino que integre el placer, propio y compartido. La adolescencia concluye cuando la persona ha completado su desarrollo físico e intelectual, cuenta con una “madurez social” y emocional.

Sobre la etapa adulta hablamos la mayoría de las semanas, pero tendríamos que recordar que la podemos dividir en dos periodos: la que va de los 20 a los 30 años, y la que llega a los 40. Aunque ya somos mayores, seguimos sufriendo cambios. En la sexualidad es tiempo de experimentar, conocer, buscar y profundizar en la propia expresión sexual. Sobre lo que sucede en la vejez encontrarán una buena opción de información en “El buzón de Verótika”. La próxima semana terminaremos el resumen de la primera década de vida de este espacio para comenzar marzo con nuevos retos, tan cálidos como el viento de la primavera.

*** ***

El buzón de Verótika

Patricia Kelly es una periodista especializada en temas de salud y sexualidad a quien estoy segura que muchos de ustedes conocen por sus participaciones televisivas y radiofónicas, siendo las más recientes Kelly, Lammoglia y la familia y Mejorando tu vida diaria. También es una amiga mía muy querida, un ejemplo a seguir y una de las almas más bondadosas que conozco.

Tuve la suerte de verla recientemente, en el festejo de esta columna, y me contó que será la facilitadora del curso “Envejecer: un reto creativo”, que se realizará durante cuatro martes a partir del 26 de febrero. ¿Cuál es la importancia de llegar preparados a esta edad?”, le pregunté. Paty me comentó que envejecer no es un asunto sencillo para nadie. “Tanto hombres como mujeres sienten escalofrío o fingen demencia cuando escuchan hablar del tema. A muchos integrantes de las generaciones que nos precedieron, la vejez los tomó por sorpresa; en las generaciones actuales se busca el milagro, el remedio para ‘no parecer tan viej@’.

“Si hacemos un ejercicio de memoria, asociaremos la palabra vejez con otras menos gentiles como decrepitud, cansancio, enfermedad, decadencia y otras por el estilo. Con ese panorama ¿quién quiere llegar a viejo? ¡Nadie! En contraste, gracias a la ciencia médica la vida de los mexicanos se prolonga hasta casi los 80 años, pero no estamos preparados como sociedad para enfrentar esta sobrevida.”

El objetivo del curso es ayudar a l@s participantes a resignificar este proceso; crear un proyecto de vida para aceptarla y disfrutarla, para hacerse responsables de su propio envejecimiento.

A lo largo de 12 horas se abordarán temas como ¿qué es la vejez? ¿Cómo se vive en México? ¿Qué nos sucede en la edad madura? ¿Cuáles son los principales miedos que enfrentamos hombres y mujeres? ¿Qué estrategias podemos diseñar para lograr una salud emocional y un envejecimiento no patológico? ¿Cuáles son los modelos de viejos y viejas que tenemos en la actualidad? Principales cambios: físicos, emocionales y sociales. Mitos y prejuicios sobre estos procesos. Estado actual y creación de nuevos hábitos. Importancia de la salud emocional. Sexualidad, placer y bienestar. Nuevos modelos: colectivos e individuales y cómo crear un proyecto de vida acorde al envejecimiento y el reto creativo que éste implica.

El curso está dirigido a personas mayores de 40 años interesadas en mejorar su calidad de envejecimiento. Se brindará durante cuatro semanas, a partir del 26 de febrero, todos los martes en dos opciones de horario: 10 a 13 horas y 19:30 a 21:30 horas. El costo es de tres mil pesos más IVA por persona o dos mil 500 más IVA si son dos asistentes. Para mayores informes pueden consultar la página www.patriciakelly.com.mx o comunicarse al 52 64 78 29.

Adelante, mis amigos. Como dice Kelly, “hay que empezar a trabajar desde ahora en la transformación de la realidad que tarde o temprano nos tocará vivir”.

p-89EKCgBk8MZdE.gif

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s